TODO LO QUE NECESITAS SABER
SOBRE EL CONTRATO DE FORMACIÓN Y EL APRENDIZAJE

Se podrá realizar con trabajadores mayores de 16 años y menores de 25 años (menores
de 30 años hasta que la tasa de paro baje del 15 %)
. Es requisito además que
carezcan de cualificación profesional reconocida por el sistema de formación
profesional para el empleo o del sistema educativo requerido para concertar un
contrato en prácticas. Este límite
máximo de edad no será de aplicación cuando el contrato se concierte con personas
con discapacidad ni con colectivos en situación de exclusión social.

La duración mínima del contrato será de 1 año y un máximo de 3, no obstante mediante convenio colectivo podrán establecerse una
duración distinta sin que su duración mínima pueda ser de 6 meses ni la máxima los 3 años
anteriormente citados.

El contrato deberá
formalizarse por escrito
en los modelos oficiales establecidos por el
SEPE debiendo el empresario comunicar tanto la formalización como la
finalización de los mismos en el plazo de 10 días.

Determinadas situaciones como la Incapacidad temporal (baja), riesgo
durante el embarazo o la lactancia, adopción, maternidad o acogimiento y
paternidad interrumpirán el cómputo de
la duración del contrato
.

Queda prohibido celebrar este tipo de contrato cuando el puesto de
trabajo correspondiente al contrato hubiese sido ocupado con anterioridad por
el trabajador en la misma empresa por un tiempo superior a 1 año.

El trabajador debe recibir la
formación propia del contrato en un centro formativo reconocido por el sistema
nacional de empleo (SEPE) con tutores designados al efecto.
Además, la
actividad laboral realizada debe estar relacionada con la actividad formativa
que recibe.

El tiempo efectivo de trabajo
no podrá ser superior al 75%
durante
el primer año de contrato,
ni
superior al 85% durante el 2º y 3º año
, de la jornada máxima prevista
en el convenio colectivo o en su defecto, la jornada máxima legalmente
establecida (1.826 horas), siendo la retribución proporcional al tiempo de
trabajo efectivo sin que en ningún caso pueda ser inferior al SMI (655’20 euros en
2016) en proporción, estando igualmente cubierto por el FOGASA cuando sea
necesario su actuación.

Queda prohibido totalmente
realizar horas extraordinarias
a excepción de los casos del art.
35.3 del Estatuto de los Trabajadores,
esto es, para prevenir o reparar siniestros o daños extraordinarios ocurridos. Tampoco podrán realizar ni trabajos a
turnos ni nocturnos.

En cuanto a las coberturas de
la Seguridad Social, ésta comprenderá todas las contingencias y prestaciones
del sistema, incluido el desempleo.

Las empresas tendrán derecho, durante toda la vigencia
del contrato, incluida la prórroga, a una serie de incentivos, entre ellos, una bonificación
al 100% de la formación teórica junto a una reducción de las
cuotas
empresariales a la Seguridad Social del 100%
por contingencias comunes, accidentes del trabajo y
enfermedades profesionales, desempleo, FOGASA y formación profesional si el contrato se realiza por empresas cuya plantilla sea
inferior a 250 personas, o del 75%,
en el supuesto de que la empresa tenga una plantilla igual o superior a esa
cifra.

En caso de
no poder beneficiarse de la anterior reducción, la cuota a la Seguridad Social
es fija y reducida de 97,49 €,
independientemente del salario pagado al trabajador.

En caso de que estos contratos se transformen en
indefinidos a su finalización, tendrán derecho a una reducción en la cuota
empresarial a la seguridad social de 1.500 euros/año durante 3 años, en el caso
de mujeres, será de 1.800 euros/año.

La finalización del contrato de aprendizaje por la
duración del tiempo estipulado en el contrato no da derecho a ningún tipo de indemnización al trabajador,
no obstante si que tendrá derecho a
finiquito
.

Para dar por extinguido el contrato, se requiere denuncia de alguna de las
partes y notificación con antelación mínima de 15 días a su terminación.