¿Por qué las condiciones de mi
convenio de empresa son peores que las que aparecen en el convenio de ámbito estatal
?

Intentaré
explicarlo del modo más sucinto y claro posible.

El artículo
84 del Estatuto de los Trabajadores
reza lo siguiente:

“1. Un convenio colectivo, durante
su vigencia, no podrá ser afectado por lo dispuesto en convenios de ámbito
distinto salvo pacto en contrario, negociado conforme a lo dispuesto en el
artículo 83.2, y salvo lo previsto en el
apartado siguiente
.

2. La regulación de las condiciones establecidas en un convenio de empresa,
que podrá negociarse en cualquier momento de la vigencia de convenios
colectivos de ámbito superior, tendrá
prioridad aplicativa respecto del convenio sectorial estatal, autonómico o de
ámbito inferior en las siguientes materias:”

La
modificación de este artículo del estatuto de trabajadores, fue llevada a cabo
por el RDL 3/2012, de 10 febrero -EDL 2012/6702-, y la posterior Ley 3/2012, de 6 julio, que permiten que determinados derechos
establecidos en un convenio a nivel estatal no se apliquen a su contrato de
trabajo
,
entre ellos los siguientes:

a) La cuantía del salario base y de
los complementos salariales (no extrasalariales como puede ser el plus de
transporte), incluidos los vinculados a la situación y resultados de la
empresa. Es decir, el salario base
que aparece reflejado en su nómina puede ser inferior al de una persona que
realiza el mismo trabajo en otra empresa de manera totalmente legal.

b) El abono o la compensación de las horas
extraordinarias
y la retribución específica del trabajo a turnos. Esto es, el convenio de empresa puede determinar que
las horas extraordinarias que usted realice, no se las abonen en dinero sino
que le den descanso.

c) El horario y la distribución del tiempo de
trabajo
(con el límite de no poder afectar a la duración máxima anual, ni
la duración de las vacaciones), el régimen de trabajo a turnos y la
planificación anual de las vacaciones.

d) La
adaptación al ámbito de la empresa del sistema de clasificación profesional de
los trabajadores.

e) La
adaptación de los aspectos de las modalidades de contratación que se atribuyen
por la ley a los convenios de empresa.

f) Las medidas para favorecer la conciliación
entre la vida laboral, familiar y personal
(permisos de lactancia,
reducción de jornada etc.).

g) Aquellas otras que así lo dispongan los
convenios colectivos de ámbito superior (de ámbito estatal o autonómico, pero
no provincial)

En todo
caso, los convenios colectivos de ámbito superior al de la empresa seguirán
siendo aplicables respecto de las materias no regulables y no reguladas por el
convenio colectivo de empresa.

Un aspecto
curioso que hay que tener presente es que si
no existe representación legal de los trabajadores
(delegados de personal por
ejemplo) no será posible negociar el
convenio de empresa
, pues la ley aparentemente sólo atribuye
representatividad para negociar a las empresas y a los representantes de los
trabajadores.

Julián Plata Garrote.
Larios Abogados.

951 71 50 41
www.lariosabogados.es
abogadoslarios@gmail.com